🔹La magia de Harry Potter llegó a la Casa Madre de Alcuéscar para lograr una semana inolvidable.

🔹Es una de las actividades principales que organiza la Formación Cristiana y una gran apuesta pastoral.

🔹El objetivo principal es propiciar a los acampados una experiencia real de Dios, encontrar un lugar donde sentirse familia y propiciar relaciones personas de calidad.


Un año más , y casi de forma ininterrumpida desde 1997, hemos celebrado juntos la alegría de nuestra Fe en nuestra Pastoral Juvenil Formacionista que ha desarrollado con éxito un nuevo Campamento de verano.

En esta edición nos hemos sumergido en las historias de la saga de Harry Potter. Han sido muchos hermanos esclavos y monitores voluntarios los involucrados en su organización para que más de 100 niños y jóvenes hayan vivido los 5 días como si de en escuela de magia Hogwarts se tratase. Todos con un sencillo pero a la vez ambicioso objetivo: encontrar cuál es la verdadera magia que debe dominar un joven formacioncita.

Estamos convencidos de que la vivencia de estos días en los años de niñez supondrán una experiencia difícil de borrar porque lo que se vive con intensidad es recordado para siempre. Esa es la «magia» que se ha vivido estos días en la Casa de Alcuéscar, aquella que nos transforma y ni si quiera podemos explicar cómo ni porqué.

En este curso intenso de hechicería los magos acampados se ha encontrado con muchos problemas tales como un troll en los baños o el ataque los dementores, algo que solo ha logrado vencer utilizando sus valores humanos y el el carisma del P. Leocadio. Cada día ha sido una aventura apasionante lleno de juegos, oraciones, dinámicas, representaciones, talleres, celebraciones eucarísticas, piscina, excursión a Luisiberia…

Agradecemos a todos los niños y a sus padres que cada año dejan en nuestras manos su tesoro más querido, convirtiéndolo en el nuestro. Al superior General, el Padre Francisco Fernández por su gran apuesta por esta convivencia, al director del campamento, el Padre Fernando Alcázar, que sigue confiando día a día en todos los jóvenes formacionistas, al Coordinador de campamento Andoni Lanzos, por seguir trabajando con nosotros, al equipo de cocina que llevan el trabajo más duro y a todos los pre-monitores y monitores que han convivido durante todo el año trabajando mano a mano.

Un fuerte abrazo, os esperamos en el próximo campamento.

Formacionistas, ¡siempre!